Tag Archives: Tierras y Territorios

Como Lisístrata, Las Mujeres de barbacoas Nariño reanudan huelga de piernas cruzadas

Nuevamente, las mujeres de Barbacoas han decidido un “corte general de servicios” para presionar el reinicio de obras públicas en su municipio, esta vez con apoyo  del gobernador del Nariño como lo comenta Radio Santafé y el periódico Diario del Sur. Es la segunda vez que las mujeres se han puesto en la tarea de hacer uso de forma pública de su evidente poder, no sólo en lo concerniente al sexo, también un poder que se expresa en todos los aspectos de la vida cotidiana, para lo cual no tienen la necesidad de ser diplomáticas, cancilleres o diputadas de asambleas, ni siquiera concejales. Las mujeres tienen un poder que en algunos casos como estos, se muestra de forma curiosa y casi risible, pero detrás de este acto está todo un arquetipo.

En la conocida Comedia de Aristófanes llamada  Lisístrata (la que disuelve los ejércitos),  convoca a las mujeres Atenienses y Espartanas a una huelga general invocada luego de hacer un solemne juramento de abstinencia. A diferencia de las mujeres de Barbacoas, las griegas, aterradas por una guerra fraticida deciden poner fin a la guerra. Por estos días que hemos visto un aumento  exponencial de los ataques, tomas y enfrentamientos en la bota caucana y el nariño, bien podría llevarse a la reflexión, el poder que subyace en las mujeres, que además de ser las más afectadas por la desproporción del conflicto participan hoy en día de las acciones por la búsqueda negociada del conflicto armado. Sin embargo falta un alzamiento de voz de la parte femenina de todos y todas frente a la guerra, porque como me decía  @henrydiazr  en estos días, “somos tan resilientes que ya naturalizamos todo” yo agrego, naturalizamos lo indigno e inhumano.
A pesar de las buenas intenciones, es necesario ahondar un poco más en esos arquetipos, esquemas de pensamiento, acción y emoción que como cultura occidental y latina tenemos insertos en “lo inconsciente”, para que una vez visibles, tomemos estos fantasmas que nos llevan a las violencias y los pongamos boca arriba. Por eso no pocos consideran que lo inconsciente, que nos domina en más del 90% es algo que debe ser atacado por fuera del campo visual, por los laditos, a través de las artes y todo lo que implique expresión abierta, porque nuestros conflictos interiores nos llevan a otro mal de vista en que nos envolvemos cotidianamente sin percatarnos de ello: La ESCOTOMÍA, palabrejas mas, palabrejas menos, es el “mal de ojo de la memoria”, una ceguera parcial o permanente, dependiendo de la magnitud del conflicto que nos convoque. De esta manera en Colombia, “Superamos” muchas cosas con  facilidad, pero cabe preguntarse, o preguntarle a las mujeres, que nos haya vuelto a hablar de “ese temita” cualquiera que sea, ¿Estamos  en capacidad de decir que no nos mortifica?. En un país que avanza de forma discursiva hacia los profesos de Justicia Transicional, hablando de verdad, justicia y reparación, en mi opinión cabe hacerse esos cuestionamientos, al menos por una vez…… al día.
En fin. Para profundizar sobre los arquetipos. Recomendado Ver: URIBE, Maria Victoria. Los hijos de la gran Diosa.

Ultimos #AutosCorteConstitucional #AutoEmbera

Los últimos Autos (ordenes) expedidos por la Corte Constitucional, referentes a la Sentencia T-025 de 2004, mediante la cual se declaró el estado de cosas inconstitucional en materia de Goce Efectivo de Derechos de la población víctima del desplazamiento forzado, tienen una fuerza histórica de vital importancia en el largo proceso que lleva a la restitución de las vulneraciones y efectos desproporcionados que resultan del conflicto armado en Colombia.
El Auto 219 de 2011, el Auto 253 de 2011 y el Auto de Emberas, no incluyen nuevas ordenes, de manera atípica en los documentos de este tipo emitidos por la Corte, llaman al Estado a presentar informes sobre el cumplimiento de los Autos anteriores. De esta manera, no se obliga a la institucionalidad a estudiar nueva jurisprudencia y reorganizar los procesos de atención sino se fundamenta, en nuestra opinión,  en la revisión de los compromisos adquiridos por el EStado Colombiano frente a las ordenes que ya están planteadas. En pocas palabras, no ordena otra cosa más que a cumplir con lo ya indicado.

De esta manera, se destaca el Auto referente a la población Embera en Bogotá, pues es el primer pronunciamiento específico acerca de la situación de emergencia humanitaria prolongada que viene experimentando esta población, además aporta en la recopilación de información relevante para que el lector se haga un panorama general de las complejas problemáticas  y la respuesta actual a ellas.

Este Auto es el resultado de un proceso de posicionamiento político de las problemáticas embera en diferentes espacios Locales, Distritales y Nacionales, toma como fuente el informe presentado por #CODHES (Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento), que a su vez viene trabajando de la mano de diferentes organizaciones y personas interesadas en el empoderamiento y la dignificación de la población Embera Chamí, Katío, Dobidá, Wounnan y Eperara Siapidara que habita en Bogotá. En esta mesa de trabajo también han participado desde el año 2010 en el marco de la Mesa Étnica Interlocal del Centro, organizaciones sociales de Víctimas,  funcionarios del Hospital Centro Oriente, Casa de Igualdad de Oportunidades para la Mujer, Integración Social de Santa Fé y Los Mártires, colectivos de estudiantes y profesores de las Universidades Nacional, INCCA y Javeriana, aunque valga decirlo, múltiples dificultades han hecho que tengan mayor margen de maniobra quienes actúan desde la Sociedad Civil y las ONGś incluyendo a las mismas familias que están organizando la conformación de sus autoridades tradicionales en Bogotá explorando la construcción de un “Territorio Simbólico” en el contexto urbano.

El Auto, cuyo Magistrado ponente es LUIS ERNESTO VARGAS SILVA,  presenta entre las conclusiones más relevantes que: “CODHES concluyó, que las persistentes condiciones de vulnerabilidad de los derechos de la población indígena Embera deslazada residente en Bogotá, indican que no se ha desarrollado una política pública acorde con las exigencias hechas por la Corte Constitucional (Auto 004 de 2009 y demás autos pertinentes) y con las características y derechos de esta población. En términos generales se puede afirmar, según el informe, que están localizados…”

Tambien señana que: “La Alcaldía Mayor de Bogotá D.C., mediante informe presentado el 18 de noviembre de 2011, expuso que, si bien hay avances importantes en distintas líneas de acción para garantizar los derechos fundamentales de estas familias y la comunidad Embera en general, estos son insuficientes, ya que la
complejidad del tema desborda la capacidad de respuesta del mismo Distrito, debido a que los factores que han ocasionado su desplazamiento obedecen a la
crítica situación en sus territorios originarios”.

También es preocupante la confirmación de la inexistencia de garantías para el retorno o reubicación de la población a pesar de las expectativas que se han creado en la comunidad.

Finalmente, la Corte ordena a todas las instituciones a comparecer ante la Sala de Seguimiento a la Sentencia T-025 de 2004, el 7 de Diciembre de 2011.

Frente a las acciones de la Comunidad, la ONIC en convenio con entidades Dsitritales, ha facilitado un primer acercamiento entre la comunidad Emebra en Bogotá y las Autoridades Tradicionales de la OREWA y el CRIR y la OIA, primera reunión que se llevó a cabo en la primera semana de diciembre, pero que no contó con la participación de las Autoridades de Risaralda.

Ref.: Decreto de pruebas relacionadas con
acciones concretas y resultados de las medidas
adoptadas para asegurar el goce efectivo de
los derechos de la población indígena Embera
desplazada, que se encuentra actualmente en la
ciudad de Bogotá, protegida expresamente en el
auto de seguimiento 004 de 2009.1